domingo, 24 de abril de 2011

Huevos de Pascua

Supuestamente, mañana será publicada, esta ilustración junto al texto que le sigue, en Underbrain magazine, pero hoy yo os lo traigo todo en exclusiva, más que nada porque ya hace más de una semana que no publicaba nada en este blog xDD


Atacamos desde el tanque. Escondidos en la oscuridad de la noche, tiramos una granada que hizo volar por los aires la entrada de aquella vivienda. Una humareda cubrió la casa y de su interior surgió un hombre desesperado que corría blandiendo un hacha. El hombre gritaba enloquecido y se lanzó sobre el tanque. Entonces, el capitán ordenó que siguiéramos adelante sin parar. 

En el interior del tanque notamos un pequeño bache, como si hubiéramos aplastado un gusano; y mis compañeros se rieron. No sé si ellos, como yo, tenían tanto miedo de nuestro capitán y de todo lo que estábamos viviendo o es que realmente estaban aprendiendo a disfrutar de la guerra. 

Allí encerrados veíamos el mundo a través de periscopios, como si la vida fuera un videojuego. Entonces, tres mujeres que parecían ser la madre, la mujer y la hija de aquel hombre, intentaron acercarse al cadáver, que había quedado extendido sobre el suelo. Las tres fueron abatidas por los disparos de la ametralladora. 

La que había sido la parte delantera de esa masía solitaria se había convertido en un agujero lleno de cadáveres. Y dónde debería hallarse la fachada sólo había una niña pequeña y sucia, que tenía los globos de los ojos blancos como la leche. 

Salimos del tanque y nos acercamos lentamente, para no ser sorprendidos. El capitán apuntó a la niña y entonces, se me escapó un grito de las entrañas. 

- ¡Déjala!, ¿no ves que está ciega?

Él me miró con tensión y después de unos segundos bajó el arma. Debió pensar que la pequeña ya tenía lo suficiente con lo suyo y lo dejó correr. Quizás, además de ciega también era sorda y muda, porque ni siquiera chillaba. Sólo estaba allí quieta, en medio de los restos de su casa, mientras que nosotros lo revolvíamos todo y hacíamos lo que queríamos.

En el interior de la casa, nos sorprendió encontrar una cocina con todos los enseres preparados. Nos quitamos los cascos y empezamos a rebuscar por los armarios, pues estábamos hambrientos. 

El capitán se dirigió al patio trasero donde encontró una gallina que revoloteaba asustada cerca del granero. También halló, desperdigados por el suelo, un puñado de huevos frescos, bien gordos y blancos. Con un gesto seco, rompió el cuello a la gallina y la cogió por las patas. Después guardó los huevos en el casco y llevó todo a la cocina. 

Un soldado que había sido maître se puso a cocinar como un poseso. El estofado se iba calentando lentamente en el fuego mientras nos preparábamos para comer. Una viscosidad negra se deslizaba por la olla. Se retorcía y formaba extraños dibujos sobre el acero. Parecía tener vida propia. 

El capitán dio la orden de comer y todos le obedecimos. Comíamos con ansia observando de lejos a la niña que cada vez parecía tener los ojos más gordos. ¡Y es que era cierto! Como mínimo un de aquellos globos blancos se estaba hinchando despacio. Ante nuestros ojos incrédulos, la bola blanca creció, se ovaló y se desbocó, hasta que finalmente cayó al suelo en forma de un huevo tan blanco como el de una gallina. En la cara de la niña quedó un agujero negro como un pozo sin fondo. 

Y ya era demasiado tarde. Sentí un ahogo que me arrancaba el alma. Aquello era inhumano. Vi como mis compañeros se retorcían por el suelo con los rostros desencajados. La pequeña niña chillaba enloquecida dirigiendo una danza de almas que volaban haciendo círculos en medio de la cocina. Y después la oscuridad más terrible. 

Texto: Patricia Muñiz Olivera
Ilustración: Elías Santos (Servidor)

12 comentarios:

FERNANDO SIQUIER dijo...

Sublime!!, texto y dibu.

GENocideFJS dijo...

El final de la historia mola, le pega un buen giro a la situación.
El dibujo plasma bien la desesperación del momento, hay que estar bien desesparado para hacer eso pero claro,es lo que tiene la desesperación.

Por cierto ya pude probar la 3DS en uno de los viajes que he hecho esta semana santa, en casa de un amigo que se la compró.
Capto el efecto 3d aunque el juego que tenía no ofrecía nada espectacular desde mi punto de vista (Un Lego Star Wars) , y no veo que efecto 3d mejore la experiencia al menos en ese juego.
Ya veremos cuando saquen un Mario, que son títulos donde Nintendo se vuelca al 100% si las 3d vienen a significar algo más pero de momento a mí me dio la sensación de que no me perdería nada jugando al Lego Star Wars con el efecto 3d desactivado.

Patricia dijo...

Es una ilustración muy potente. Por los detalles tan cuidados, por los colores, por la fuerza que transmite. ¡Felicidades Santos! Y por supuesto mañana, que es el día de los huevos,seguro que encontramos alguna sorpresilla por Underbrain.

¡Un abrazo!

ramon dijo...

No te engañes la guerra es la parte mas cruel y temible del ser humano. Como diria el Master Malacero "TAL VEZ VEAS VENIR Y VENZAS AL VAMPIRO, MUERTO VIVIENTE O THERIANTRO, PERO A LOS SEÑORES HUMANOS DE LA CIUDAD ES MAS DIFICIL DE DETECTAR Y NI TE CUENTO DE PARAR!. ASI QUE TAL VEZ NO DEBAS MOLESTAR DEMASIADO A ESTAS OTRAS FUERZAS DE LA NOCHE, NO VAYAN A POSAR SU OJO SIN PARPADO SOBRE TI Y TU GENTE."
Y si algo esta en la istoria y en las noticias de cada dia es que el humano normal tiene una capacidad para la crueldad infinita.

charlie dijo...

vaya pascua...en fin felicidades a los 2!

Elías dijo...

FER: Gracias, mi fiel amigo ^^

GENOCIDE: Patricia tiene ese don natural. Yo, que he tenido el placer de leer varios de sus relatos cortos, me he quedado sorprendido con cada uno de ellos, y de cómo es capaz de en pocos párrafos sorprenderte siempre al final ;)

En cuanto a la 3D, ya conoces mi opinión. Y ahora que la has probado entenderás mejor algunas de mis palabras ^^

PATRICIA: Muchas gracias, guapa ^^ Gracias por contar conmigo y brindarme la oportunidad (aunque tampoco me olvido de Héctor Jenz ^^) Fue un placer trabajar contigo :D

RAMON: Sin duda, somos la peor raza que ha dado la madre naturaleza, constantemente me doy asco por pertenecer a dicha especie, a medida que veo cosas en la tele o miro al pasado.

CHARLIE: Gracias, colega :D

Envidia cochina dijo...

Gran ilustración!!!!!!!


Muy buena la composición!!!!!1

Saludos!!!!!

Maya dijo...

Cuando te decidas a ilustrar a una tía masturbándose avísame. Yo hago el texto ;) xDDD ¡Genial como siempre! Eres un fierecilla y felicidades a Patricia también :)

Elías dijo...

MATIAS: Muchas gracias, colega :D

MAYA: Pues cuando quieras o necesites, yo creo que después de estar 4 años y medio dibujando mujeres desnudas en directo, ya estoy preparado para ilustrar relatos eróticos o pornográficos xDD

Gracias por la parte que me toca :)

Envidia cochina dijo...

Aviso: Acabo de crear otra sub división de mi blog

La dirección es
http://matiasbbazan5.blogspot.com/

Se entra igual por el blog (puse un link)

Sara dijo...

Geniales, tanto la ilustración como el relato :)

Es una verdadera pena que el ser humano pueda llegar a ser así...

Elías dijo...

MATIAS: Me la apunto :D

SARA: Muchas gracias :)