miércoles, 13 de marzo de 2013

62

Sesenta y dos años hubiera cumplido mi Papá hoy, día 13 de Marzo. Hubieran sido sesenta y dos años de una vida llena de sacrificios y trabajo, aunque también de momentos familiares inolvidables.

Nos encantaba celebrar el cumpleaños juntos, ya que si recordáis un poco, mi nacimiento fue un 14 del mismo mes, por lo que nuestros "Happy Birthdays" eran seguidos. Así que casi nunca se nos podía olvidar el día del cumpleaños del otro. En verdad, lo más importante para él, era comerse casi el 60 por ciento, de las maravillosas tartas que nos hacia mi madre o mi hermana, los posibles regalos eran secundarios xD

Divertido y entrañable, como pocos.
Pero no siempre fue un glotón, en plan Homer. Mi padre fue siempre un chico delgado y moderado con la comida. Su verdadera pasión siempre fue el mundo del motor y por encima de todo, los camiones. Su padre; camionero, al ver que no le gustaba estudiar, lo puso a trabajar desde muy joven y con él aprendió el oficio. Mi abuelo era un hombre muy inteligente. Llegó a conseguir bastantes riquezas. Sin embargo tenía un serio problema con la bebida, hasta tal punto que si no se largaban de casa mi abuela y mi padre, cuando bebía, les podía hasta pegar a los dos. Debido a esto se echó a perder y poco a poco lo fue perdiendo todo. Al margen de eso, sin alcohol en sus venas, era una maravillosa persona, o al menos eso me contaba mi padre, ya que yo desgraciadamente ni siquiera lo conocí. Murió debido a un cáncer de garganta, cuando mi padre tenía ventitantos, como yo ahora... sí, la historia se vuelve a repetir.

Fue en algún momento de aquella difícil infancia cuando mi padre perdió sus dientes, para poco a poco con el tiempo conseguir su sonrisa de vampiro jaja! (Era un caso verle comer pipas con los colmillos xD) Lo que le pasó fue que le encantaba montar y desmontar cosas, y un día yendo en una pequeña moto o bicicleta (no recuerdo) se le salió la rueda delantera, que no había puesto bien, y se estampó de boca contra el suelo.

En la mili se pasó todo el tiempo de chófer del coronel, o del tipo que allí mandaba, pasando del resto de actividades comunes. Todo gracias a que desde siempre había sido muy habilidoso conduciendo (desde chiquitito subido en un camión que estaba...) y a su ligereza de conseguir los distintos tipos de carnet (el único que no se sacó fue el especial para conducir autobuses) Tanto es así que incluso llegó a impartir clases de conducir a más de uno en la mili: "Eliínas -así me llamaba cariñosamente-, yo les decía, ¿pero es que no ves el árbol? y más apretaban el acelerador hacia él... A más de uno les pisé el pie y el freno con aquellas botas de militar"  


Gracias a Dios, al destino o lo que sea, lo tuve junto a mí, en mi graduación.
Cuando pasó éste periodo, se dedicó en cuerpo y alma a su camión. Trabajó desde llevando corcho, hasta muebles, pasando por cervezas o todo tipo de bebidas (hasta su fallecimiento estuvo trabajando con Pepsi) Era un hombre muy trabajador y ejemplar, y mientras unos daban un viaje y se entretenían todo el día por ahí (total al estar bajo un contrato cobraban igual) él realizaba en el mismo tiempo 3 o 4 viajes. Aunque al ser autónomo siempre nos quedaba una mierda de beneficios... Como podéis imaginar en casi 40 años de profesión le pasó de todo en la carretera. Accidentes, quedarse dormido al volante, quedarse tirado en medio de la nada y tenerse que poner a arreglar la avería bajo la lluvia... Muchas peripecias, estando entre las más grabes, una en la que se quemó los dos brazos con el agua hirviendo del motor; aquella noche condujo hasta casa, en vez de ir al hospital, con los brazos en carne viva y con unas ampollas espeluznantes... Siempre fue muy duro y bruto. Aunque por encima de todo divertido (dejando para la posteridad frases como "Qué peste más guarra"  dicha después de tirarse un pedo xD) 

Su pasión por el cine, lo llevo a conocer a mi madre. Y aun a día de hoy, con lo tímido y lo muy mucho que le costaba demostrar sus sentimientos, al menos directamente, no comprendo como tuvo dos huevos para romper el hielo con ella. Pues con dos cojones, cada vez que iba al cine y la veía, se fue acercando cada vez más, hasta que le dijo "¿Me puedo sentar aquí?"  Y por supuesto como imaginaréis, lo dejaron sentarse allí, sino entre otras cosas yo no estaría aquí xD

Uno de los momentos más duros, para él y para todos nosotros, fue cuando se nos quemó el camión por un fallo mecánico. Se nos echó el mundo encima. El camión era su herramienta de trabajo y lo íbamos a pasar muy putas sin él. Fue la única vez que lo vi llorar y desmoronarse. Para él su camión era todo, incluso lo cuidaba mejor que su cuerpo (que acabaría muy deteriorado por dentro por culpa de su vicio al tabaco, que tras años de abusos terminaría dejando) Así que aquel golpe fue muy duro. Mi padre siempre tenía el camión reluciente. Le encantaba arreglarlo y "ponerlo bonito", normalmente él se encargaba de mantenerlo a punto, pero aquella vez, no sé por qué, el camión acabó en el taller, y algo no le dejaron bien, que desgraciadamente salió ardiendo. Por lo que al no revisar él el camión aun se sintió más culpable... Nos costó, pero nos recuperamos, comprando otro camión. Y no fue el único, toda su vida estuvo entrampado pagando camiones...

De las últimas fotos que me pude hacer con él T_T
Aunque si hablamos de mecánica siempre se me vienen dos situaciones muy gráficas que viví junto a él, y que definen lo mucho que le apasionaba la mecánica y lo muy inteligente que era, sobre todo para ser totalmente autodidacta y no haber estado nunca trabajando en un taller. Por un lado tenemos aquel instante en el que me dejó flipado. La situación era la siguiente: Se compró un Renault 11, un coche con casi 20 años en aquel momento y simplemente se dedicó a restaurarlo y ponerlo como a él le salió de los cojones. Lo impresionante era ir y ver como desmontaba el coche enterito. Las piezas más pequeñas las iba metiendo una a una (algunas super enanas, incluido tornillos, casi todos iguales) en un simple y vulgar cubo de agua. Todo lo iba amontonando en el cubo, y yo estupefacto le pregunté "¿Bueno y ahora después cómo sabes donde va cada cosa?"  a lo que él me contestó "Lo tengo todo aquí" señalándose la cabeza y sonriendo. A ver quién era el guapo que después montaba otra vez el coche y no le sobraban piezas xD Pues él lo conseguía. No fue la única vez que desmontó pintó y volvió a motar un coche.

La segunda anécdota mecánica, nos ocurrió con un Citroën AX. Aquella noche al intentar arrancarlo para volver a casa, el coche no iba. Mi padre le abrió el capó echó un vistazo y detectó que el tubo principal que llevaba la gasolina al motor estaba rajado, deteriorado por el tiempo, y la gasolina goteaba un poco, con lo que también entraba aire. ¿Qué fue lo que hizo sin herramientas a mano? Nada menos que cortar con una navaja el trozo de tubo que estaba rajado. A continuación dijo: "Venga a ver piensa, un tubo que ahora mismo no nos sirva"  Fijó su mirada en el pequeño tubo transparente que servía para expulsar agua al parabrisas, era un tubo secundario del que se podía prescindir, así que lo cortó, lo empalmó como pudo dentro del otro tubo de la gasolina y listo. El coche nos llevó a casa, y allí ya pudo arreglarlo bien, al día siguiente. Era un genio para estas cosas, se autodenominaba "MacGyver" cuando improvisaba "inventos" de este tipo. Y su habilidad no solo paraba en la mecánica, era el típico manitas en casa, e incluso aprendió bastante tarde en el tiempo,  albañilería por si solo, he hizo algunas "chapuzas" en casa.

Qué os voy a contar de él, siendo su hijo. No podría dejar de fardar, del pedazo de padre que me tocó. Era el mejor. Tanto como trabajador, como manitas, como persona y como padre. Le amábamos. Él demostraba su amor indirectamente, pero nos quería tanto o más. Y aunque a veces podía llegar a tener su carácter (también era muy cabezota), a los 10 minutos ya se había olvidado de todo. No era nada rencoroso, aunque indudablemente tenía sus faltas como el que más.

Fue terrible cuando los médicos nos dijeron que tenía cáncer de pulmón, y que ya no había nada que hacer... imaginaos, en ese momento te parece todo una maldita broma macabra. Tienes la sensación de que es todo un puto sueño y que nada de aquello te esta pasando a ti. Y cuando ya no esta la persona, es aun peor, te entra la sensación de que todo el tiempo junto a él, estuvo desaprovechado. ¿Cuantos besos o abrazos le pudiste dar y no lo hiciste? Maldito cáncer... parece la puta peste del siglo XXI, ahora todo el mundo parece estar infectado por esa mierda... Tiene que ser las putas basuras que comemos...

En fin, quería haberle hecho un homenaje mejor, dibujándole, más que escribiendo...  pero aun ha pasado muy poco tiempo y no estoy preparado para enfrentarme a ese dibujo.Yo sé que donde quiera que este, estará orgulloso de mí, con dibujo o no, al igual que yo lo estoy de él por ser mi padre, y haberme regalado la vida. Así que sin alargar más esto, como siempre cada 13 de marzo, te felicito.

¡Feliz cumple Papá!


9 comentarios:

ramon dijo...

Bonito homenaje y gracias por hacernos participes de la biografia.

** Iria Kibou ** dijo...

Cariño, me dejas de piedra... he llorado y todo :-(

De verdad que imagino cómo debes sentirte y se me parte el alma, no quiero ni pensar en cómo estaría yo si perdiera a uno de mis padres...

Y sí, el puto cáncer es la puta mierda de este puto siglo, parece una maldita plaga, allá donde escuchas, oyes la maldita palabra cancer.

En fin, que felicidades a tu magnífico padre.

Un abrazote fuerte mi niño.

FERNANDO SIQUIER dijo...

Qué fácil me resulta comprenderte!
Era de ley que hoy le dedicaras este post, por supuesto! pero que como dicen los Queen "The show must go on" Estoy seguro de que a Él le molaría verte sonreír.
Ánimo!!

Oberon dijo...

Cabrón me ha hecho llorar,ahora como salgo yo a la calle.

Un padrazo ejemplar,de esos de los que son capaces de trabajar donde sea y cuando sea,dia/noche con tal de darselo todo a su familia,como todos tienen su dias,pero por lo que cuentas,puedes estar muy orgulloso de el.

Y el Cancer va tener razon mi tia la hyppy,al final tanto repetidor de tlf,tanto internet y mierdas que meten por todos los lados nos estan jodiendo a mas de uno.

P.D:Y Felicidades para Mañana!!,pasatelo bien.

Kiüs dijo...

Un tipo de los que merece la pena conocer, sin duda. Bonita forma de recordarle :)

Elías Santos dijo...

RAMON: Nada, mientras yo siga respirando la memoria de mi padre jamás se olvidará.

IRENE: No pretendía haceros llorar, aunque el tema era bastante sensible. Simplemente recordarlo tal y como era, sencillo y divertido :)

P.D. Ramón ayer estuvo presumiendo de dedicatorias tuyas hacia él y la Duna, en el feisbuk, con fotos como prueba... jaja! (soy un chivato xD)

FER: No quiero seguir llorando, el tiempo para eso ya pasó! Además de que como bien dices, a él no le molaría verme triste. Ahora es tiempo de recordarle tal y como era, una persona sencilla y divertida

OBERON: Yo no sé qué sera, si la comida, si el wifi, las antenas... el caso es que esta puta mierda es una realidad, y para nada es algo aislado. Ya es preocupante, pues todos los días esta muriendo alguien por esta mierda... En fin! Mañana intentaré comerme dos tartas en su homenaje jaja!

KIÜS: Gracias, todo me parecerá siempre poco, se merecía mucho mas :)

** Iria Kibou ** dijo...

Qué mamón, que yo no tengo facebook y no puedo saber donde buscar siquiera esas fotos... y quiero verlas!!

Elías Santos dijo...

IRENE: Creo que su perfil no se ve si no tienes cuenta así que ya sabes que hacer jaja! Nah, en verdad solo mostró un sobre decorado por tu dibujos y una dedicatoria dentro de Bakemono

GENocideFJS dijo...

Muy emocionante, en ciertas cosas tu padre me recuerda al mío, aunque el mío tiene 5 años más. Vivieron en tiempos difíciles de niños y de jóvenes, yo tampoco llegué a conocer al padre de mi padre, aunque por el album de fotos se deja ver en alguna.

Sobre el cáncer, que más se puede añadir. A nosotros nos ha tocado también en casa y aunque las cosas parece que van bien, tengo que reconocer que vivo con miedo. En los círculos de amistades de mi padre han fallecido ya varios de sus amigos por tumores que no se ha podido hacer nada con ellos...y da miedo pensar en si acaso llegaremos nosotros a cumplir los 55 porque cada día hay se echa más mierda a la comida. Aditivos, piensos con los que ceban a los animales, fertilizantes y pesticidas...

Y aparte creo que tú y yo hemos aprendido a las malas algo que ojala todos nos dieramos cuenta de la gravedad del asunto: no debemos fumar, por nuestro bien no debemos hacerlo y tenemos la obligación moral de invitar al fumador a que abandone su puede el vicio. Por su bien y por el de los que le rodean.