jueves, 20 de noviembre de 2008

Seguimos hablando de evolución...

El otro día, en una de mis pocas y casuales leídas de revistas sensacionalistas, mi mirada se quedó fija en un reportaje, en el que se hablaba de un futuro no muy lejano de los implantes: implantes tecnológicos. Se hablaba desde corazones artificiales hasta ojos, pasando por brazos o pies, o implantes para hacer toda clase de tareas; entre ellas comunicarse con el pensamiento. En resumen, "hombres-máquinas", así lo denominaban.

En aquel instante estaba realizando mis necesidades más básicas (es decir, cagando) En plena concentración, me quedé pensando por un instante... "Vale, si genial" -pensé-. Esto es la puta polla, es un avance de gigantes que "solucionará" muchos problemas a gente que lo necesita (bueno ésto último es un decir, ya que seguro que solo los ricos sacaría tajada) Pero luego seguí pensando (cosa poco común en mí)... El pensar, simplemente, que la "acción" que estaba realizando en aquel momento, dentro de algunas décadas podría ser artificial o simplemente desaparecer, me hizo tener escalofríos.

La ciencia y la tecnología están dando pasos de gigantes. Y no se lo reprocho, al contrario, les aplaudo. Aun recuerdo mi primer móvil (no era un ladrillo, aquello era un pedrusco) que si traía la utilidad de llamar a otras personas o me cabía en el bolsillo sin romperlo, era un milagro. Luego me compré otro "más moderno", ausente de color, con el que me metía en un "Internet" tan limitado como el cerebro de "el peluca" , supuestamente para bajarme fondos pixelados con dos tetas como motivo principal; y lo único que podía hacer era darme con el móvil en los dientes, ya que al parecer, solo el modelo Nokia del momento, tenía los derechos pa bajarte cosas. De eso solo hace unos años, ahora con un móvil puedes hasta encontrar a Wally, mediante el GPS integrado.

Y ésto es solo un ejemplo personal, pero se podría ejemplarizar cualquier cosa. Simplemente la red de redes, puede ser un ejemplo aun más claro de los pasos de gigantes que estamos dando. Se nos ha abierto una puerta tan grande que los límites los pone tu cabeza. Y ese es el problema, que estamos avanzando tanto que no sabemos donde parar.

Vale, esta guay, ir por la calle con el iPod escuchando música a to ostia y flipando a más no poder, lo que no es nada divertido es quedarse más sordo que una tapia.

Algunas cosas son absurdas (¿qué será lo próximo un iBáter?) y otras simplemente no deberíamos ni siquiera planteárnoslas (¿un pene artificial...? imaginad que aberraciones saldrían de un coito) Hay pros y contras que mantienen nivelada la balanza; por un lado los nuevos avances y descubrimientos nos facilitan nuestra vida, pero por otra también nos perjudican. Pero lo malo de todo ésto es que van a ser "los contras" los que ganen la batalla, y en un futuro no muy lejano, nos vamos a ver en un mundo controlado por máquinas super inteligentes, en el que el noventa por ciento de nuestro cuerpo sea artificial, "gracias" a nuestros propios avances (iPod=sordera, ordenador=ceguera, teléfono=infertilidad...)y donde nuestros hijos sean aun más idiotas de lo que ya son.

3 comentarios:

Coneco dijo...

creo que todo deènde de que uso se les de a los avances a los que se llegan....
El tema de la musica portatil es un problema en todo el mundo, pero la solucion seria sacar modelos que no te permitieran escucharla a mas volumen del necesario, (por mas quen ela calle no escuches nada), etc... el problema es que esos aparatos no los compraria ni el gato....
Por otro lado, hay gente que ha podido volver a caminar y usar sus manos gracias a la ciencia....eso me parece fascinante....

pero bueno, insisto que el volumen al que usas tu ipod, o cuanto tiempo pases frente a una pc, es pura responsabilidad del usuario... por eso depende de quien use esa tecnologia los resultados obtenidos..

no creo que deba haber un tope a la creatividad del hombre, solo que debe estar correctamente encausada....

Saludos Elias... y perde cuidad que defecar no es una operacion reemplazable... (o por lo menos nosotros no lo veremos)

Irene dijo...

Pufff, Elias, llevo sin saber de ti desde el jueves, es Lunes y no apareces por aquí, espero que sea motivo de la huelga de ONO, porque sinceramente, ya me estoy preocupando por ti.

Joder, que coñazo no poder comunicarme contigo.

En fin, que estoy preocupada, espero que estés bien y no te haya pasado nada.

Un beso fuerte.

Echos of a dream dijo...

Uhm...

Curiosa entrada...

La verdad es que somos victimas del progreso...